Reseña Casino Baden

Resena Casino Baden

Resena Casino BadenDesde que empecé mi viaje por todos los Casino en Europa se me está haciendo cada vez más difícil el decidir cual es mi casino europeo favorito. El Casino Berlin y el Casino Baden son los casinos que vamos a tratar en esta entrada. Casi con seguridad me hubiera decantado por el casino Baden si hubiese contado con más mesas de póquer abiertas el día que visité el casino.

Baden es uno de los resorts spa más exclusivos de Austria. El casino está emplazado en el centro de la ciudad en un impresionante antiguo palacio. La parte frontal está decorada con palmeras y una gran fuente de agua. Cuando llegué al casino, vi un ferrari aparcado en la entrada lo que confirmó mi sospecha de que el casino Baden es para grandes jugadores.

Para no hacer muy larga la historia diré que el casino Baden me sorprendió gratamente. Si te encuentras en Viena, te recomiendo saltarte el Casino Viena y que hagas una escapada a Baden (40 minutos en coche, solo la ida). La línea de autobuses #360 sale hacia Baden cada hora desde la parada Opera House en Viena. Puedes coger, también, el tren que sale de Viena hacia Baden. El casino está tan solo a 10 minutos a pie desde la estación de trenes de Baden por lo que puedes ir andando o bien coger un taxi.

Entrada Casino Baden

Las reglas de admisión son similares en todos los Casinos de Austria. Los clientes deben tener mínimo 18 años de edad para acceder al casino y deben presentar una acreditación que incluya una fotografía válida. La entrada es gratuita. El casino ofrece un pack de bienvenida de 30 € en fichas por 27 €. Sin embargo, debes apostar todas las fichas antes de que puedas retirar el dinero ganado.

Normas de etiqueta del casino Baden

Después de mi visita al casino en Innsbruck, vestía una chaqueta y unos pantalones vaqueros el día que visité el casino Baden y no tuve ningún problema para que me permitieran la entrada al casino. De hecho, muchos de los clientes masculinos en el casino llevaban chaqueta.

Atmósfera en el casino Baden

Atmosfera en el casino BadenEran las 21:00 pm de un miércoles cuando accedí al casino. Había una multitud considerable en el casino. Sin embargo, ninguna de las mesas estaba llena.

Enseguida me gustó el casino Baden. Tuve, literalmente, una alfombra roja como recepción. La chica que estaba en recepción fue muy amable e incluso me permitió hacer algunas fotos (claro esta, dejándola a ella fuera del encuadre). El casino ocupa solo la primera planta del edificio (al igual que los casinos en Blanekengerge (Bélgica) y Seefeld (Austria)), lo que prefiero a múltiples plantas. El casino es muy grande. Tiene los juegos de mesa en la parte delantera de la sala, el bar está en medio de la sala y las mesas de póquer así como las tragaperras se encuentran en la parte trasera de la sala.

El diseño, al igual que ocurre en otros casinos de Austria, como en Seefeld y en Kitzbuhel, es la fusión de lo antiguo y lo moderno, hecho con el tradicional sentido del buen gusto austriaco.

Fumar en el casino Baden

El casino Baden es un casino de fumadores. Hay una pequeña área de no fumadores la cual no era muy popular.

Juegos de mesa en el casino Baden

Juegos de mesa en el casino BadenEl casino Baden cuenta con 10 mesas de ruleta, 5 de las cuales estaban funcionando el día de mi visita. Todas las mesas tienen un mínimo de 2 €. Todas las mesas de ruleta son modernas y cuentan con un tablero electrónico que muestra estadísticas relevantes. El crupier me comentó que las estadísticas hacían referencia a los resultados de los últimos 300 resultados.
Decidí que 300 resultados eran suficientes como para jugar. Compré fichas usando mi tarjeta de crédito (con una comisión del 3,5%). Según las estadísticas de la mesa, los resultados previos fueron negro al 60% por lo que aposté fuertemente al rojo. ¡Esta vez funcionó y gané una cantidad de dinero significativa!

Inspirado por mi éxito jugando a la ruleta me dirigí hacia las mesas de cartas. Vi tres mesas de blackjack operativas, dos con una mínima de 5 € y la otra con una mínima de 10 €. Había también una mesa de casino Holdem y otra de Caribbean Stud Poker, ambas con una mínima de 5 €.

Fui derecho al blackjack. Me uní a la que parecía una mesa tranquila pero, enseguida me sentí fuera de lugar con insignificantes apuestas. Un jugador relativamente joven cambió 500 € en fichas, las cuales perdió en dos manos, e incluso así cambió otros 500 €. Me intrigó el hecho de que colocara 100 € en fichas entre él y el dealer. Un jugador de la mesa me explicó que esa zona de la mesa paga 3:5 si el dealer pierde (es decir, si el dealer se pasa de 21). Esta era una nueva regla para mi. El jugador amistoso, quien jugó con 100 € en fichas, me explicó que era de esperar pues no es una práctica habitual en los casinos de Europa. En términos generales disfruté de la mesa de blackjack, en particular me gustó ver al gran jugador joven doblar a la banca, incluso cuando el dealer tenía un 10 descubierto en la mesa.

A continuación, me dirigí a la mesa de casino Holdem donde fui aceptado de manera amistosa e incluso gané pequeñas cantidades de dinero. Encontré fácil el iniciar conversaciones con otros jugadores y aprendí algunas cosas sobre sus tácticas. Lo mismo ocurrió en la mesa de Caribbean Stud Poker. Sin embargo, de alguna forma me las arreglé para perder todas mis (significativas) ganancias de la ruleta jugando al Caribbean Stud Poker. Me dirigí nuevamente hacia la mesa de casino Holdem, donde en ese instante dos jugadores chinos se encontraban jugando, en un intento de recuperar las pérdidas pero, ¡no tuve suerte!

Póquer en el casino Baden

Poquer en el casino BadenEn el momento de mi visita al casino Baden, había una partida de Texas Holdem (3/5) en juego. Pude haberme unido pero vi que la partida estaba fuera de mis posibilidades y no quería tener que volver a comprar fichas. El casino tenía cuatro mesas más disponibles pero, para mi sorpresa, no había suficientes jugadores para justficar que estuviesen abiertas.

Conclusión del casino Baden

Me gustó la atmósfera del casino Baden y tuve la mejor experiencia hasta el momento con otros jugadores. La única cosa negativa es el hecho de que solo tuviese una mesa de póquer abierta aunque esto no fuese algo necesario de la que el casino tuviese que estar controlando. En cualquier caso, definitivamente el casino Baden (Austria) merece una visita, mucho más aún si eres un gran jugador.

Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *